Sedación consciente en odontología

En nuestra clínica dental situada en Utrera, Sevilla, disponemos del equipo necesario para realizar sedación consciente. La sedación consciente en odontología es una técnica por la cual a través de la inhalación de óxido nitroso y oxígeno vamos a conseguir un estado de relajación que nos permita realizar el tratamiento odontológico.

Su principal ventaja es que siempre vamos a mantener el contacto verbal. Como el óxido nitroso (gas de la risa) tiene un amplio margen de seguridad, en ningún momento se va a producir la pérdida de la consciencia. La característica principal es que la capacidad de mantener la función respiratoria y cardiovascular permanecen intactas. Por lo tanto es una técnica totalmente segura.

La sedación consciente no tiene nada que ver con la anestesia general. En la anestesia general se pierde la consciencia, con lo cual es necesario mantener la vía aérea, por lo que se necesita  un equipo de respiración asistida y se lleva a cabo en un quirófano en el hospital. La sedación consciente la vamos a realizar cómodamente y de forma totalmente segura en el sillón dental de nuestra clínica.

 

respirar
Sólo respira, la sedación consciente hará el resto

 

 

 

¿Quién puede utilizar la sedación consciente?

Todos los pacientes con miedo o ansiedad son candidatos a utilizar la sedación consciente. Veamos quiénes son los pacientes que más se van a beneficiar de  la sedación consciente:

  • Pacientes en los que vamos a realizar tratamientos muy largos, por ejemplo rehabilitaciones con implantes dentales.
  • Pacientes que no deben someterse a estrés: por ejemplo, personas que sufren del corazón,son hipertensos o pueden sufrir ataques de epilepsia.
  • Niños que no quieren colaborar en el dentista o personas que por ciertas enfermedades físicas o psíquicas su comportamiento impide que podamos trabajar con normalidad.

¿Quiénes no pueden utilizar la sedación consciente?

Aunque la sedación consciente es una técnica segura, hay algunos casos en los que no recomendamos su uso. Veamos cuáles son:

  • Mujeres embarazas o durante la lactancia. Porque no hay estudios científicos al respecto. Al igual que ocurre con la mayoría de los medicamentos, nunca se van a estudiar los efectos del óxido nitroso sobre mujeres embarazadas o que están en periodo de lactancia. Con lo cual, ante el desconocimiento, es preferible esperar a la finalización del embarazo o lactancia. 
  • Pacientes con enfermedades severas, graves o avanzadas. Normalmente estas personas, dado su delicado estado de salud,  si necesitan realizarse algún tratamiento odontológico siempre va a realizarse en medio hospitalario.
  • Pacientes bajo los efectos del alcohol o drogas sintéticas o estupefacientes. Porque no podríamos controlar el efecto de la sedación consciente.
  • Pacientes con enfermedades respiratorias: resfriados, sinusitis, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumonía, etc… porque el gas es inhalado, se respira, con lo cual sería ineficaz. Sin embargo sí está indicado en el asma, porque al reducir el estrés disminuye la posibilidad de provocar una crisis asmática.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la sedación consciente?

El óxido nitroso tiene una baja solubilidad en la sangre y no se une a las proteínas plasmáticas, lo que significa que no interacciona con otros medicamentos y no afecta al hígado. Se elimina por vía pulmonar de manera casi inmediata al cortar su suministro.

El efecto secundario que puede producir se llama hipoxia por difusión. Este fenómeno sólo se produce si se corta el suministro de óxido nitroso y no se inhala oxígeno puro durante 5 minutos. Se debe a que el óxido nitroso sale muy rápido de la sangre hacia  los alveolos pulmonares, y si se respira sólo aire del ambiente no se alcanza una concentración de oxígeno suficiente en ellos.  Los efectos que aparecerían en este caso serían mareos, náuseas y dolor de cabeza.  Estos síntomas desaparecían a los 10 minutos cuando se elimine todo el óxido nitroso por vía respiratoria y los alveolos se llenen completamente de oxígeno.

La hipoxia por difusión, y por lo tanto todos los efectos secundarios, no van a aparecer si administramos oxígeno al 100% durante 5 minutos tras la interrupción del tratamiento. Por lo tanto, tras finalizar el tratamiento cortamos el suministro de óxido nitroso y suministramos oxígeno puro durante 5 minutos. Cuando quitemos la mascarilla el paciente estará totalmente recuperado sin ningún efecto secundario.

¿Puede producirse una sobredosis durante la sedación consciente?

El óxido nitroso es el agente anestésico inhalatorio menos potente que existe. Como ya hemos dicho no es soluble en la sangre, no se une a las proteínas plasmáticas, no afecta al hígado, se elimina por vía respiratoria. En caso de sobredosis lo único que ocurrirá es que el paciente se quedará dormido, pero manteniendo todas sus funciones vitales, nunca va a dejar de respirar. De todas formas, la probabilidad de dormirse es baja, ya que durante todo el tratamiento vamos a estar manteniendo el contacto verbal con el paciente, preguntando cómo se encuentra.  Sí aún así si durmiera, al cortar el sumistro de óxido nitroso la recuperación total se produciría como siempre a los pocos minutos.

 

Como ya hemos visto, la sedación consciente es una técnica segura. Que nos va a facilitar poder tratar a personas que en otro caso sería imposible dado su temor o ansiedad. Si tienes cualquier duda o consulta no dudes en preguntarnos, puedes contactar con nosotras de distinas formas:

  • Acudiendo personalmente a nuestra Clínica Dental Beatriz López en Utrera, Sevilla, en la calle Otoño Bloque 2, local 6.
  • Llámanos por teléfono: al fijo 955 49 29 29 o al móvil 634 59 80 56.
  • Escríbenos por facebook

 Si siempre has ocultado tu sonrisa por miedo al dentista no lo piensen más… ¡llámanos e informáte!